Dunkin’ Donuts rediseña su imagen y pasa a llamarse simplemente Dunkin’

El branding ayuda a las marcas posicionarse y a nosotros, los consumidores, nos permite entender qué ofrecen, cuál es su filosofía y qué las diferencia del resto. Es claro que un branding confuso resulta contraproducente para las marcas y que una identidad que no atiende a los cambios del negocio, no es válida. De ahí que sea tan necesario actualizar y regenerar las marcas para promover el interés de sus públicos, tanto de los actuales como de los futuros.

Dunkin’ Donuts acaba de pasar por este proceso de regeneración. En este caso, ha sido un cambio leve y continuísta que, sin embargo, ayuda a la marca ha reposicionarse. El proyecto ha sido desarrollado por Jones Knowles Ritchie.

Más que Donuts pero también Donuts 

Dunkin’ Donuts nació en 1950 como una pastelería especializada en “rosquillas al estilo americano”. Hoy basa su éxito en el modelo de franquicia y tiene más de 11.300 tiendas en todo el mundo, la mayoría de ellas en Estados Unidos.

Su nombre lo abocó a que todos pensáramos en Dunkin’ Donuts como el paraíso de los donuts y sin embargo, también podíamos comprar café y otros tantos dulces y bebidas. Así, el objetivo de este rediseño es dar un paso para conseguir que se perciba como una marca no especializada . Por ello, Dunkin’ Donuts ahora es Dunkin’.

Para que los clientes entiendan que nada cambia a pesar del cambio de nombre, se ha apostado por mantener su identidad visual. Así, se mantiene su tipografía de formas curvas y redondas que conforma su logotipo desde 1973. Se elimina el icono de la taza de café con las iniciales DD y también se mantienen sus colores emblemáticos: el naranja y el rosa. Otro de los cambios que se ha implementado es que el apóstrofe final pasa a ser de color rosa para que la paleta de color original quede patente en el nuevo logotipo.

Ya era habitual que sus clientes se refirieran a esta pastelería como Dunkin‘, así que con este cambio se ha oficializado la referencia a la marca. Pero además, el hecho de eliminar la palabra donuts es un guiño a la tendencia que se está instaurando en la sociedad americana contra la obesidad y el consumo excesivo de azúcar. Aunque eliminar la palabra Donuts no evita que sigan vendiendo miles de unidades al día, al menos dejan de publicitar en la calle este producto azucarado y graso.

Fuente: Brandemia